Asociación española entrega premio a China por transparencia en adopciones Noticias EFE Pekín, 1 mar (EFE).- La asociación española de padres adoptivos Adopchina entregó hoy en Pekín el premio internacional "Marius Amadeus" al presidente del Centro Chino de Adopciones (CCA), Zhang Shifeng, por la transparencia en los procesos para adoptar niños en el gigante asiático. "La política de adopción internacional (en China) tiene una transparencia y una seriedad que no tiene igual en otros países", aseguró a Efe la presidenta de Adopchina, Angels Grau, que hizo énfasis en que no hay sensación de "mercadeo" con las adopciones chinas, como ocurre con las de otros lugares. Grau entregó a Zhang el premio, una escultura que representa un bebé mecido por unas manos -tras la votación de más de 2.800 familias que han adoptado en diferentes países- en el Instituto Cervantes de la capital china, en una ceremonia a la que también asistieron seis niñas chinas adoptadas y el consul general de España en Pekín, dº Miguel Bauza Esta es la tercera ocasión en la que se concede el premio "Marius Amadeus", destinado a "organizaciones o personas que consideramos que han hecho más por la infancia desprotegida", explicó Grau, y que el año pasado fue a parar al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). La delegación de Adopchina, asociación que desde el año 2000 ayuda a aquellos que quieren adoptar en el gigante asiático, también mantuvo reuniones con los directivos del CCA en Pekín, antes de continuar su viaje con la visita a orfanatos del país asiático. Según Grau, en esas reuniones, los responsables de la CCA le señalaron que China está estudiando la posibilidad de reabrir las adopciones para familias monoparentales, prohibidas desde el 1 de mayo del 2007. Grau también invitó a Zhang a visitar el próximo mayo España, segundo país del mundo en número de adopciones en el gigante asiático por detrás de EEUU, para comprobar cómo están los niños. A pesar de que hay una lista de espera de 8.000 familias españolas para adoptar un niño chino, en Pekín el año pasado tan solo se entregaron 202 niños, en comparación con los 2.500 que se llegaron a adoptar hace unos años, cuando todo el proceso era más rápido, ya que ha pasado de unos seis meses a cinco años. Grau explicó que, según la CCA, las razones para que haya menos niños disponibles para la adopción internacional es que ha aumentado la nacional y hay menos abandonos, aunque señaló que en los orfanatos sigue habiendo niños. EFE